Entrevista a José Ramón Espuig, apasionado de su trabajo, apasionado de las fallas

Compartir

Una entrevista de Roberto Gómez Baldaquino

Visitar la Ciudad del Artista Fallero siempre es un aliciente y sobre todo cuando pisamos un taller como el de José Ramón Espuig Escrivá en el que se respira la esencia de la fiesta por todos sus rincones. José Ramón espera en su despacho en el que nos recibe con una sonrisa y amablemente.

¿Como nace José Ramón Espuig como artista? ¿Cual fue tu comienzo?

Mi padre trabajaba con Guaita en las carrozas y nosotros vivíamos en Quart de Poblet y debido a trabajo de mi padre nos vinimos a la Ciudad Fallera. De pequeño visitando talleres me entró el gusanillo de las Fallas. No nos hacia falta pero me busqué un trabajo en el taller de Pepe Molla al que iba por las tardes y por la mañana al colegio de ocho a dos. Estuve una temporada, de septiembre hasta Fallas.

Con Guaita trabajaba también algún verano en las carrozas. Con José Ballester haciendo figuras de cera para museos de Londres y de Estados Unidos.

José Ballester compartía taller con Juan Carceller y también trabajé para este último.

Con 14 años me saqué el carnet de infantil y empecé a hacerlas fuera de horas, como la de Duque de Gaeta que creo que fue la primera….

¿La primera infantil que hiciste?

Si, la primera infantil, más tarde la Plaza de Lope de Vega y la Plaza de la Reina, haciéndolas el mismo año. En la de Lope de Vega me llevé el segundo premio y en la de la Plaza de la Reina el tercero.

Tenía 17 años cuando mi padre se dejo el taller de Guaita y junto con el me puse mano a mano a   hacer Fallas.

¿Trabajabas ya allí en el taller de tu padre?

Teníamos dos plantas bajas en alquiler y allí empezamos a construir Fallas grandes, yo continuaba fuera de horas haciendo alguna que otra infantil sacándome un pequeño sobresueldo para mis gastos personales.

Cuando vine de la mili con 21 años empecé a llevar yo el taller pasando mi padre a segundo plano pero todavía los dos colaborando conjuntamente.

En esa primera etapa con 14 años que vas entrando en talleres, ¿cómo era el trabajo?.

Para mi gusto era mucho más bonito que ahora, ahora existe demasiada maquinaria y ha evolucionado muchísimo. Antes existía mucho más compañerismo entre todos, lo que era mío, también era del vecino, se compartían moldes, remates, de casi todo. Ahora cada uno está encerrado en su taller y al de al lado lo conoces casi de vista tan solo.

Empezaste muy joven, con 14 años como hemos comentado, pero ¿por qué? ¿te llamaba mucho el oficio?

Sí, me llamaba mucho el oficio, de hecho era buen estudiante podría haber continuado estudiando, sin embargo opte por dejarlo para dedicarme a esto. Acudía a academias aprendiendo a dibujar y modelar y trabajando las Fallas.

¿Del proceso de construcción de una Falla que es lo que más te apasiona?

Lo que más me gusta es la pintura, casi siempre he trabajado mucho más la pintura aunque no dejo de lado el modelado que es súper bonito, la construcción de la madera antiguamente era muy bonita cosa que hoy en día son torres y más torres que también es bonito pero antes era mucho más espectacular, como lo que está haciendo ahora Manolo García. Antes para modelar un remate se hacia lo que está realizando Manolo García en la Plaza del Ayuntamiento para después ponerle barro encima y terminarlo.

¿A quien admirabas como artista?

Había varios artistas a los que admirar, como Pepe Puche o Salvador Debón aunque a este último apenas le pude ver Fallas construidas por él. Pepe Puche era mi referente, me gustaba mucho como modelaba, como pintaba, siempre que podía iba a visitarlo a su taller porque era un espectáculo.

¿Qué aprendiste de tu padre?

Aprendí más que nada el oficio, a llevar un taller. El prácticamente hacia de todo, carpintería, pero más que nada se dedicaba a la pintura al igual como yo me iba a dedicar a esto último en el futuro, pero más que nada me enseño el oficio y también una buena organización del taller que creo que es de lo más importante.

Tu padre dejó de hacer Fallas en el 92, ¿es en ese momento cuando coges la dirección del taller?.

Antes del 92 ya lo había cogido pero él seguía aquí y me cubría mucho las espaldas. En el 92 se jubila y como aquel quien dice me quedo solo con equipo que casi siempre ha sido familiar, más otros trabajadores que siempre hemos tenido, gente que lleva quince o veinte años aquí, se podría decir que somos una gran familia muy compenetrada y esto hace que todo funcione bien.

¿Una familia muy relacionada con este oficio y con las Fallas?

Sí, mi cuñado es también quien nos hace toda la carpintería, trabajaba como tornero y a los dos o tres años de casarse se metió en esto de las Fallas por un mala época en su antiguo trabajo, actualmente es uno de los mejores carpinteros con veinticinco o treinta años de experiencia.

Entrevista José Ramón Espuig 01 - Don Falleret

Antes de iniciar la entrevista comentábamos la situación de la profesión, ahora no se gana dinero, ¿antes si que se ganaba?

Antes se ganaba dinero. Yo te puedo decir que mi padre compró esta nave en la que estamos y la pago en dieciocho meses, hoy en día algo imposible de poder realizar.

Antes se hacían muchísimas horas, ni tenias sábados, ni domingos, era un sin vivir, faena tenias toda la que querías y más….hoy en día se ha ido todo a pique. Por aquí todos los años pasaban cincuenta o sesenta comisiones, tenias posibilidad de elegir. Hoy en día tienes tú que ir a ofrecerte y competir con los compañeros, la competencia es tremenda, tú pones diez figuras y enseguida hay otro que ofrece cinco más.

En la calle es donde se ve el trabajo y los que cumplimos siempre tenemos trabajo. De hecho este año tengo un número considerable de Fallas para hacer.

Eres un artista que hace muchas Fallas.

La verdad que si, este año hago catorce Fallas.

¿Nunca has tenido problemas con la falta de trabajo?

Nunca, como anécdota te puedo decir, y esto lo saben todos los compañeros, que en febrero ya a mitad de mes estoy pintando las puertas del taller, raspando escaleras y limpiándolas porque ya hemos terminado, y siempre igual. Espero que en los años que me quedan hasta la jubilación siga así.

¿Cuál es el secreto de esto?. Tu mismo dices que hay compañeros que van algo desesperados por conseguir ser contratado por alguna Comisión.

La organización y el cumplir. Posiblemente ninguna Comisión de Valencia te pueda decir que le he incumplido o que le he puesto de menos, creo que ninguna te podría hablar mal de mí. Tienen toda  la  confianza en el trabajo realizado, plantada como estaba previsto y una Falla digna.

¿Te has visto en alguna ocasión en algún apuro, por un mal cálculo o por la falta de esa organización de la que me hablas?

Ya en la calle puedes encontrarte algún imprevisto pero siempre se ha solucionado.

De las Fallas plantadas hasta el día de hoy, ¿con cual te quedarías? ¿cual es el mejor recuerdo que tienes?

No te lo podría decir, cada año te encaprichas con una o dos. No por ser de secciones altas te puede enamorar, a lo mejor una falla de tercera te ha enamorado más que una de especial.

Con todos estos años de trabajo se puede decir que has plantado en todas las categorías.

Sí, creo que en todas.

Entrevista José Ramón Espuig - Don Falleret 02

Plantar en todas las categorías ¿supone el mismo cuidado a la hora de realizar el trabajo?

Indudablemente si es de la sección especial, le das un poco más de tiempo, de cariño, la trabajas un poco más, pero en definitiva sin una gran diferencia entre otra de tercera o cuarta. Siempre hay que tener en cuenta que las especiales cuentan con mayor volumen, numero de figuras y más trabajo.

Las especiales que he podido plantar han sido bastantes económicas, hasta el día de hoy no he podido optar a especiales para un primer o segundo premio. En este caso sí que pones todo tu saber.

¿Cómo recuerdas tu debut en especial?.

Resultó muy interesante, se plantó con un bajo presupuesto, la Plaza de la Merced es la mejor Plaza para plantar una Falla de especial y una vez ya plantada quedó muy bien, la Comisión muy contenta, nos llevamos premio teniendo en cuenta que ese presupuesto era de treinta mil o cuarenta mil euros menos que la que menos presupuesto tenía y que quedó por debajo de nosotros. Así los tres años que planté para la Merced.

¿Que tal te fue en la Merced?

Con la comisión en general muy bien, no me puedo quejar del trato, cumplieron con los pagos y contentos por una parte y la otra.

¿Como nace una Falla de José Ramón Espuig?

Nace con una idea y buscando siempre la sátira sobre esa idea, empezar hacer apuntes hasta que alguno te resulte agradable. Contacto con una Comisión, les propongo esa idea y al mismo tiempo  tratamos de que se adapte al presupuesto confeccionando con un boceto adecuado.

Con tantas Fallas que realizas, ¿te es dificultoso el crear nuevas ideas?.

No, la verdad que no, el abanico es muy grande, de hecho este año hago catorce y cada una no tiene nada que ver con la otra, ideas diferentes todas ellas.

A fecha de hoy, ¿qué te gustaría hacer o que te queda pendiente por hacer?.

Me gustaría realizar una especial de presupuesto alto para optar a un primer premio en Valencia y así tener en tu palmares este premio que hasta hoy no he tenido la ocasión, pero hoy en día tal como está todo tampoco me quita el sueño.

Volviendo a tus comienzos, cuando tu padre deja de hacer fallas, ¿te instalas aquí en este taller? ¿el taller siempre ha si tuyo, de tu propiedad?.

Al lado teníamos un campo de naranjos, que al final pudimos construir con otros compañeros y me quedé yo la nave paralela a esta y las unimos.

Así y todo tengo que alquilar una nave para guardar todo lo que pueda ya que a estas alturas tengo siete Fallas terminadas.

¿Te da igual trabajar Fallas adultas como infantiles?.

Infantiles pocas, de hecho hago una tan solo para Alfafar, el año pasado me llevé allí el primero, hacía muchos años que no hacía y el año pasado la hice y este año la repito.

¿Sueles mantener un equipo de trabajo?

Si siempre, algunos componentes llevan conmigo dieciocho o veinte años. Este año por ejemplo he tenido la necesidad de emplear a dos nuevos que dependiendo del trabajo continuaran o no.

¿Que es lo que más te gusta del taller, de la organización?

Todo, por decirlo de alguna manera desde barrer, pintar, barnizar. Cuando sacas una Falla terminada, tapada con plásticos es una satisfacción, también la evolución del trabajo, ver cómo se va terminando y conforme ves este proceso te sientes ilusionado ante el acabado final. La carpintería, el modelado.

Te veo como un gran apasionado de las Fallas, pero…si mañana te ofrecieran un trabajo con un sueldo fijo, ¿lo aceptarías?.

Actualmente tengo cincuenta y nueve años, no lo aceptaría por los años pero desde luego si tuviera treinta o treinta y cinco no me lo pensaría.

¿Tienen futuro lo jóvenes en la profesión?.

A mí me gustaría decir lo contrario pero…. (José Ramón, duda) no sé, tendría que cambiar esto mucho, nos tendría que apoyar el gobierno, a ver si ahora con la declaración de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la Unesco esto nos ayuda. Deberíamos de buscar formas de subvencionar este trabajo porque si no le veo muy mal, si no se soluciona acabaremos quemando cajas de cartón.

La competencia cada vez es mayor y cada año salen jóvenes muy bien preparados, algunos de ellos son muy buenos, imagínate si hoy en día lo hacen muy bien como lo harán dentro de unos años.

Algunos artistas noveles subsisten gracias a la ayuda que le ofrecen los padres, como por ejemplo pagarle el alquiler de la planta baja, etc… pero si cuentan las horas que realizan no compensa.

Has hecho escenografías, ¿sigues haciéndolas?

Es que no hay nada. Antes si que se hacía, yo he hecho bastante: decoraciones en discotecas….

Has trabajado en Palma de Mallorca, Santa Cruz de Tenerife, Algeciras, para el Corte ingles de Madrid, stands de ferias….

Decorados de Navidad para el Corte Inglés de Madrid, en Santa Cruz hicimos las naves de la Guerra de las Galaxias, en Palma de Mallorca cuatro dinosaurios y Algeciras decoramos una discoteca y otros trabajos que salían muy habitualmente. Con esto ganabas algo más y lo juntabas con lo que te daban las Fallas he ibas saliendo adelante.

Trabaje mucho también para la Feria de Muestras, decorando stands gracias a un conocido que era decorador. Estuvimos a punto de declinarnos más por este tipo de trabajos pero el gusanillo de las Fallas lo teníamos dentro y no dejamos de hacerlas.

A Julio Monterrubio por poner un ejemplo, no le gusta ver quemar sus Fallas, ¿a ti te ocurre lo mismo?

Si te digo la verdad he visto muy pocas Fallas mías quemar, sinceramente no me gusta tampoco. Ves tantísimo trabajo que en poco más o menos de dos horas acaba en cenizas y te produce un bajón muy grande.

Entrevista José Ramón Espuig - Don Falleret 03

Tal vez el punto contrario sea la plantà, ver el trabajo terminado.

La plantà me encanta, la plantà me gusta muchísimo. Hay artistas que la plantà lo lleva peor, para mí no supone ningún problema. Cuando realice la Especial también planté siete y ocho Fallas más.

En la especial a las seis de la tarde estaban poniendo el césped.

¿Por qué Maestro Mayor del Gremio?

Antes de ser Maestro Mayor he estado once o trece años como directivo. Decidí que era el momento más que nada por la edad porque si no, no podría ser. La verdad es que siendo Maestro Mayor no hay un minuto de descanso. De hecho en estos momentos  tenía que estar reunido en las Oficinas del Gremio. A pesar de todo lo llevo bastante bien.

Ese es el principal motivo que te llevo al cargo, tu gran experiencia como directivo.

También teniendo en cuenta el resto de candidaturas, consideré que podría llevarlo de otra manera más positiva que esas otras candidaturas, tal vez me hubiese equivocado pero esa fue mi decisión y así lo hice.

Uno de tus objetivos era promover al artista a nivel nacional, ¿se va consiguiendo?

A nivel internacional, pero sin la ayuda de Consellería y demás es muy difícil porque estamos atravesando momentos económicos muy malos. Para salir al exterior hace falta mucho dinero.

Piensas que con el cambio de gobierno en el Ayuntamiento y las iniciativas que se están tomando ¿se considera más al artista fallero?

Creo que sí, sinceramente creo que se está valorando más al artista, aunque los veo un poco inexpertos, un poco que quieren hacer pero no saben ni cómo ni cuándo. Nos están prometiendo muchas cosas y por otra parte nos estamos quemando bastante porque no vemos los resultados que esperamos.

Estamos encima de ellos y creo que al final lograremos cosas, confío en ellos bastante por las ideas que tienen, que tienen que ver mucho con las nuestras. Queremos hacer esto grande, queremos hacer una Ciudad Fallera que sea la mayor ciudad temática de Europa, es algo que no lo vamos a hacer en dos años, cuatro o diez. Vamos a colocar la primera piedra y los que vengan después lo tendrán más fácil.

 

El Gremio está recibiendo una serie de premios, ¿algo se estará haciendo bien?

Quiero confiar que si, te puedo asegurar que nos estamos moviendo. Creo que muchísimo más que hace ocho o diez años.

Es un logro también lo del plan de revitalización de la Ciudad del Artista Fallero.

En ello estamos, vamos a ver si lo conseguimos. Al final se conseguirá, igual que lo ha conseguido el Cabanyal, creo que detrás del Cabanyal iremos nosotros.

¿Eso supondría una ampliación de la Ciudad? ¿Construcción de más naves?  ¿Que supondría este plan?

Construir más naves para que todos los compañeros que están trabajando fuera de la Ciudad pudieran volver y concentrarnos aquí. Conseguir que las naves que no están ocupadas por artesanos sean ocupadas por estos. Crear un núcleo artesanal también con las plantas bajas vacías de las fincas, comercios que tengan que ver con la artesanía valenciana y poco a poco con ideas que nos tendrían que plantear lo técnicos del Ayuntamiento tener bases para crear un parque temático sobre las Fallas y teniendo en cuenta que terreno hay para hacerlo.

Cuando te presentaste a Maestro Mayor del Gremio llegaron una serie de polémicas que provocaron la dimisión de algunos directivos ¿Cómo llevaste aquello?.

Lo lleve muy mal porque fueron directivos que me empujaron mucho en mi candidatura a Maestro Mayor y a la primera de cambio me salieron ranas, no supieron aguantar el primer golpe que recibimos, enseguida lo tiraron todo por el aire y dimitieron y la verdad es que me sentí muy mal pero yo me comprometí por cuatro años. No soy de los que dicen ahora blanco cuando antes dije negro.

¿Eso significa que te vas a volver a presentar?

No lo sé, hoy en día no lo sé. Hay muchísima gente que me está empujando a que continúe pero no lo tengo claro. Sobre todo a nivel familiar me gustaría descansar del cargo.

¿Cómo valoras la experiencia?

La valoro muy positivamente, siempre tienes muchas cosas de la que ocuparte pero gracias al equipo que tengo en el taller puedo hacerlo. Lo llevo bastante bien, también con el apoyo de algunos directivos con los que me reparto toda la gestión. Con una buena directiva a lo mejor me volvería a presentar, tendría que ser una muy buena directiva, no pegaría palos de ciego, iría a lo seguro.

El reconocimiento del Museo como Museo Oficialmente es una buena noticia.

Una gran noticia, Pilar y María José Luna que son las que lo dirigen y están haciendo una gran labor. El Museo crecerá seguro en todos los sentidos, vamos a hacer reformas, le vamos a lavar la cara a todo. Actualizar  un  Museo del siglo XXI y no desfasado y obsoleto.

Whose Ip Agency es la empresa que se ha contratado para defender los derecho intelectuales del artista. Tienes la oportunidad en esta entrevista de aclarar el porqué se ha contratado esta empresa.

La contratación de esa empresa ha sido una confusión total por parte sobre todo de los medios de comunicación y la verdad es que no sabemos el porqué. Es como si contratas una empresa de limpieza, esta empresa es igual, nos va a llevar la gestión de los derechos de propiedad, o sea, lo que antes nosotros teníamos que ir a pelearnos con medios como las Provincias, el Levante, o el Turista Fallero ahora profesionalmente se le ha dado la gestión a esta empresa.

Creo que no se entendió y se confundieron los motivos por el cual el Gremio contrató a Whose Ip Agency y quiero pensar que ahora ya se entiende. En ningún momento se quiso perjudicar a Comisiones ni a nadie, de hecho las comisiones pueden hacer con los bocetos lo que quieran pero tienen que reconocer que la propiedad intelectual es nuestra.

Tuvo también repercusión en los medios digitales temiendo que se les prohibiera publicar los bocetos, sobre todo teniendo en cuenta que en la gran mayoría de casos precisamente estos no generan ingresos y no tienen ningún tipo de publicidad.

A los medios digitales que no insertan ningún tipo de publicidad no se les ha pedido ninguna compensación económica. Eso sí, en el momento que sí se inserta esta publicidad, si que se estudiaría, puesto que al insertarla se está cobrando de esa publicidad e indudablemente se reclamaría lo que se consideraría razonable.

Consideramos que los medios digitales nos están beneficiando más que otra cosa puesto que nos hacen una publicidad incluso de cara al exterior.

Siempre se ha dicho, aunque parezca injusto, que un artista tiene más trabajo mientras consiga mejores premios. ¿quién consideras que puede o tiene que valorar el trabajo del artista fallero?

Para todo artista y también para mí, el mejor premio es que a la Comisión le guste lo que les has plantado y que venga el jurado y que diga lo que quiera. Lo de los premios es muy relativo, en estos  últimos años he perdido Fallas a pesar de haber conseguido primeros premios.

Pero…. ¿Quien consideras que tienes que valorar las Fallas y el trabajo del artista? ¿Falleros? ¿los propios artistas?

Es complicado, los falleros no quieren que salgan como jurados los artistas, los artistas no queremos salir después de prácticamente una semana plantando. Estamos trabajando junto con Junta Central Fallera con la idea de que el jurado sea un jurado muy preparado.

¿Te gustaría hacer la Falla Municipal?.

Si, es algo que casi me gustaría más que hacer la de especial

Como punto final de esta entrevista ¿que mensaje te gustaría transmitir?

Me gustaría hacer un llamamiento a quien corresponda, Ayuntamiento, Comisiones, Generalitat para buscar soluciones y tratar de resolver entre todos una situación de la profesión tremendamente complicada

Acabamos como no, hablando de Fallas, realizando una pequeña visita por los interiores de su taller y disfrutando con el trabajo ya acabado en el alguno de los ninots que en las Fallas de 2017 veremos   plantados.

Agradecidos nos vamos, sobre todo teniendo en cuenta que ha dejado la reunión prevista en la sede Gremial para atendernos.

Fotos: Roberto Gómez Baldaquino

© 2016 Don Falleret® Todos los derechos reservados.

 

No hay comentarios

Comments are closed.